Variables Económicas y su Función como Indicadores

Variables Económicas y su Función como Indicadores
20 de Apr, 2018 En la actualidad, y principalmente durante época electoral, son muy usuales las publicaciones en redes sociales acerca de variables económicas y se le da la interpretación que se ajuste a lo que busca el usuario que publica o comparte, intentando hacer quedar bien o mal al gobierno en turno, aunque esto signifique una tergiversación de la realidad y de su interpretación.

Esto sucede muy frecuentemente con la cotización del dólar americano contra el peso mexicano, argumentando que el estado fracasa cada vez que el dólar se aprecia. Esa idea se justifica por el pasado, siendo que por muchos años esta divisa estuvo fijada por la economía mexicana, pero ante la volatilidad y el movimiento de mercados, esto se volvía insostenible y fue causante de muchas de las grandes crisis de la década de los ochenta, por lo que la fijación cambiaria desapareció para darle lugar a la libre flotación de la moneda. Banxico no protege el tipo de cambio por sí mismo, sólo ajusta los efectos para que la inflación no se desencadene a partir de la volatilidad de los mercados.

¿Qué significa que el dólar suba o baje? Lo mismo que cualquier otro activo que cotiza en mercados financieros, su demanda sube o su oferta baja, o la inversa con el peso mexicano. Cuando hay pronósticos favorables para la economía mexicana (Expectativa favorable del crecimiento) es común que la demanda de pesos suba, o cuando hay amenazas que bajen la confianza del inversionista (Posible cancelación del TLC por el gobierno americano) genera una fuga de capitales, y consigo se van pesos que debilitan a la moneda con respecto a otras divisas.

Para intentar saber cuál es el verdadero valor de una moneda con respecto a otra existen teorías para aproximarlo, una de las más famosas es la Ley de Fisher que consigue un pronóstico a partir de tasas de inflación y de interés de los países. 

Otro indicador es el precio de la gasolina, se ha culpado a la reforma energética de su alza en 2017. Pero tampoco es el estado quien controla su precio, se dio una liberación que le ajusta al precio internacional (el cual depende del dólar), al que se le suma la carga fiscal (IVA e IEPS), costos administrativos y margen de utilidad. Así que lo único que se podría modificar es el importe de los impuestos, pero ello no es recomendable porque México se ubica en último lugar en ingresos públicos de los países que integran la OCDE, y porque los impuestos a combustibles son fáciles de recaudar; son progresivos, quien más dinero tiene, más paga; y son ecológicos porque inhiben el uso desmedido de autos. 

El tercer indicador, y usado muy cotidianamente en redes sociales para referirse a la pobreza es el de salario mínimo, intentando equipararlo con el indicador anterior, que es el precio de la gasolina. Este es el único indicador que sí depende del estado, a través del órgano descentralizado de la Comisión Nacional de Salario Mínimo (CONASAMI). ¿Por qué nuestro salario mínimo es tan bajo? Se debe a condiciones históricas, en la década de los ochenta la economía mexicana fue un desastre que pasó de crisis a crisis debido a una espiral inflacionaria, por lo que se limitó el incremento del salario mínimo anual, y existieron por años muchos candados para que no subiera (Multas y créditos de Infonavit estaban indexadas al salario mínimo antes de la aparición de la Unidad de Medida y Actualización), adhiriendo que el salario surge del principio básico de productividad del trabajador, y una economía como la mexicana cuya mitad de los trabajadores se ubican en la informalidad, siendo ésta más de dos veces menos productivas que la formal, hace que los niveles salariales estén por los suelos.

Sin embargo, el salario mínimo no refleja la condición de tantos trabajadores, a 2016 solamente 9,587 trabajadores estaban inscritos en el IMSS con ese importe, así que aumentos de salario mínimo en realidad no beneficia de golpe a mucha gente de la clase trabajadora vulnerable, así que, para visualizar mejor las condiciones laborales de México, el salario base de cotización promedio del IMSS es un mejor indicador de esa realidad.

Estas variables económicas se pueden usar perfectamente como indicadores, sin embargo es muy usual que se manipulen las interpretaciones para que encajen hacia lo que el público quiere escuchar, en vez de lo que implica cada una. Esto refleja la necesidad de la población por entender conceptos básicos de economía doméstica, y quizás más importante, saber qué significa las cosas que decimos antes de decirlas, que de no hacerlo, sólo reproducimos una cadena de falsedades que acaban por distorsionar la verdad.


David Abraham Ruiz Ruiz
Egresado de la Licenciatura en Finanzas de la Universidad de Sonora

Correo: dabrahamrr94@gmail.com
Twitter: @Ruiz4D

Referencias
Ortiz, D. (2014). Precio del dólar: ¿por qué sube y por qué baja? Junio 15, 2014, de Vanguardia Sitio web: http://www.vanguardia.com/economia/nacional/264934-precio-del-dolar-por-que-sube-y-por-que-baja

Negrete, S. (2016). 5 peligrosos mitos sobre el salario mínimo en México. Junio 15, 2016, de Forbes Sitio web: https://www.forbes.com.mx/5-peligrosos-mitos-salario-minimo-mexico/

Schettino, M. (2014). Productividad y salario mínimo. Julio 24, 2014, de El Financiero Sitio web: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/macario-schettino/productividad-y-salario-minimo

Quintana, E. (2017). ¿Y dónde quedó el ‘gasolinazo’?. Junio 23, 2017, de El Financiero Sitio web: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/enrique-quintana/y-donde-quedo-el-gasolinazo

Patiño, D. (2016). Hacienda recibirá 40% más IEPS con el gasolinazo. Diciembre 30, 2016, de El Financiero Sitio web: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/hacienda-recibira-40-mas-ieps-con-el-gasolinazo


79 comentario(s)

DÉJANOS UN COMENTARIO

Nombre *

Correo *

Comentario: