El GAFI en México, Beneficiario Final.

El GAFI en México, Beneficiario Final.
22 de Mar, 2018

El GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), es un organismo intergubernamental cuyos objetivos consisten en establecer normas y promover la aplicación efectiva de las medidas legales, reglamentarias y operativas para combatir el lavado de dinero, el financiamiento al terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva y otras amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional

En su reciente revisión hecha a México, elaboró un reporte denominado “Medidas anti lavado y contra la financiación del terrorismo. Informe de Evaluación Mutua 2018” y entre los cuales destacó los siguientes hallazgos: “Los métodos típicos de LA incluyen el uso de empresas pantallas y ficticias para ocultar al beneficiario final, la compraventa de inmuebles y bienes de alto valor y el contrabando de efectivo en ambas direcciones de la frontera EE. UU. - México. El uso significativo de efectivo y la relativamente importante economía informal incrementa en forma significativa el riesgo de que el producto ilícito pueda ser recanalizado a la economía formal regulada”; Es por ello la importancia para que las empresas en México identifiquen al Beneficiario Final en todas las operaciones que celebren para evitar llevar a cabo negocios a ciegas y conocer quién es el cliente final, con el objetivo de evitar vínculos con empresas fachada y personas jurídicas relacionadas en actividades de lavado de activos y financiamiento al terrorismo.

Como medida para atacar esta deficiencia, es trascendental que se atiendan las recomendaciones del GAFI y en particular, la recomendación número 10 “Debida Diligencia Del Cliente Y El Mantenimiento De Registros” dando cumplimiento a los siguientes puntos: (a) Identificar al cliente y verificar la identidad del cliente utilizando documentos, datos o información confiable, de fuentes independientes. (b) Identificar al beneficiario final y tomar medidas razonables para verificar la identidad del beneficiario final. Para las personas jurídicas y otras estructuras jurídicas, esto debe incluir que las instituciones financieras entiendan la estructura de titularidad y de control del cliente. (c) Entender, y cuando corresponda, obtener información sobre el propósito y el carácter que se pretende dar a la relación comercial. (d) Realizar una debida diligencia continua de la relación comercial y examinar las transacciones llevadas a cabo a lo largo de esa relación para asegurar que las transacciones que se realicen sean consistentes con el conocimiento que tiene la institución sobre el cliente, su actividad comercial y el perfil de riesgo, incluyendo, cuando sea necesario, la fuente de los fondos.

Las empresas deben realizar todo lo que esté a su alcance y tomar todas las medidas razonables para conocer a estos beneficiarios y así poder demostrar el cumplimiento de la norma jurídica.


Por Soledad Acosta. 

32 comentario(s)

DÉJANOS UN COMENTARIO

Nombre *

Correo *

Comentario: