Blockchain y tributación

Blockchain y tributación
Imagen tomada de: http://www.austral.edu.ar
11 de Dec, 2017

Las primeras ideas en cuanto a la posibilidad de tener registros protegidos mediante criptografía y de su almacenamiento en bloques surgieron alrededor del año 1990. Sin embargo, no fue hasta el año 2008 que realmente se percibió una aplicación práctica de esta teoría, cuando un individuo conocido únicamente bajo el nombre de Satoshi Nakamoto, creo la moneda digital que actualmente conocemos como Bitcoin; lo cual detonó no sólo la popularidad de esta peculiar moneda, sino también de la tecnología involucrada en el funcionamiento de la misma, mejor conocida como “blockchain”. Notablemente, si bien en la actualidad la mayoría de las personas han recibido, de una u otra forma, una serie de conocimientos e información concreta en torno al Bitcoin; el término “blockchain” aún resulta para muchos un tanto confuso e impreciso. No obstante, en la medida en que tanto gobiernos y entidades privadas como diversos individuos buscan constantemente nuevas formas de explotar a su favor la tecnología, hoy por hoy se puede advertir claramente un incremento en los esfuerzos por adquirir un mejor entendimiento de lo que es “blockchain” y de su funcionamiento.

 

¿Qué es “blockchain”?

“Blockchain”, término que en español traduciríamos como “cadena de bloques”, es un registro descentralizado que se distribuye entre múltiples ordenadores y permite acceso pasivo a la información y a los asientos almacenados en el mismo. En otras palabras, cualquiera que se encuentre conectado a la red de blockchain puede ver la información almacenada por ésta, pero nadie puede modificar dicha información. Esta cualidad es precisamente para brindar mayor seguridad y, al mismo tiempo, lograr plena transparencia y control de cualquier movimiento en el sistema. Hasta ahora el blockchain ha sido aplicado en diversas áreas, incluyendo tales como cadena de suministro, finanzas y comercio minorista. A pesar de la inminente incertidumbre que aún implica para muchos el uso del blockchain, algunos gobiernos se encuentran estudiando a detalle dicha tecnología con la intención de aprovecharla en su actividad financiera y particularmente en temas tributarios.

 

Uso de Blockchain para mejorar la recaudación tributaria

No cabe duda de que la principal fuente de ingresos de los gobiernos son los impuestos y otras contribuciones a cargo de los ciudadanos. La revolución tecnológica que hemos presenciado en los últimos años ha afectado considerablemente la forma en que tanto individuos como entidades perciben ingresos, haciendo por ende más compleja la recaudación de impuestos y contribuciones. Frente a ello, a los gobiernos no les ha quedado otra opción que la de descifrar la manera de usar también la tecnología a su favor. Evidentemente, en la medida en que crece la popularidad del Bitcoin y de otras criptomonedas, también se irá incrementando el número de usuarios de tales activos virtuales. Esto para muchos gobiernos podría de cierta forma implicar una considerable reducción en su tasa de recaudación tributaria.

 

Uno de los aspectos que principalmente caracteriza a la tecnología Blockchain es el hecho de que brinda total transparencia y control en su sistema. Gracias a esta cualidad, Blockchain puede aplicarse para evitar la aplicación de esquemas de evasión fiscal, tales como el llamado “doble irlandés con sándwich holandés”, esquema utilizado por algunas empresas para trasladar sus utilidades entre Irlanda y Holanda, aplicando artificiosamente las legislaciones fiscales de cada país para reducir su carga tributaria. Teniendo en cuenta que Blockchain es un sistema descentralizado y distribuido, éste permitiría a los gobiernos rastrear cualquier transacción en cada una de sus etapas, incluyendo transacciones internacionales.

 

Actualmente, la flexibilidad en el comercio internacional y las operaciones mercantiles distribuidas en distintas áreas geográficas son parte de la actividad económica diaria en todo el mundo. De acuerdo a Rob Kugel, Director de Finanzas de Ventana Research, “durante muchos años las autoridades fiscales han temido que las empresas multinacionales estén aplicando esquemas artificiosos para evitar el pago de impuestos”. A pesar de que muchas compañías han logrado evadir impuestos durante años, el uso estratégico de blockchain podría ser la solución para erradicar por completo esta situación. Actualmente, alrededor de 100 países se encuentran trabajando conjuntamente para desarrollar ciertas regulaciones y estándares mínimos para el uso de blockchain, a fin de lograr una mayor transparencia en las operaciones de negocios. Convencionalmente, los negocios y las empresas deben presentar y declarar para efectos tributarios su situación financiera a las autoridades fiscales. Mediante la aplicación de la tecnología Blockchain, los gobiernos estarían en una mejor posición para lograr el incremento en su recaudación tributaria y restringir prácticas fiscales abusivas. No obstante, frente a esto surge por parte de los negocios y empresas la preocupación de permitir al fisco una visibilidad ilimitada de sus movimientos financieros.

 

Por mucho que se esmeren, las empresas no pueden evadir por completo el pago de impuestos, pues la tributación por sus ingresos es a su vez una de las principales fuentes de ingresos del Estado. Teniendo como objetivo común el óptimo aprovechamiento de la tecnología Blockchain, muchas empresas y algunos gobiernos están trabajando en implementar las diversas aplicaciones de este sistema en sus operaciones. Sin embargo, la mayoría de los países están trabajando de forma independiente en el desarrollo de un marco regulatorio para el blockchain, lo cual podría implicar la realización de esfuerzos aislados sin lograr elevar la eficiencia de los sistemas actuales. De cierta forma, tanto las autoridades como los gobiernos se están preparando en la implementación de Blockchain para minimizar costos, mejorar la seguridad de las operaciones e incrementar sus ingresos. Por otro lado, las pequeñas empresas estarán buscando adoptar esta tecnología para impulsar su competitividad.

 

En palabras de Camilla Dahlen, vice-presidenta de ISV, nube y plataformas en SAP Norte América, “Blockchain abre la puerta a pequeñas y medianas empresas para competir y posicionarse a nivel global”. De hecho, se augura que para el año 2022 la tecnología blockchain habrá contribuido a una reducción de los costos operativos en las transacciones financieras hasta por $80 billones de dólares. De ser así, tanto las grandes como las pequeñas empresas se verán sumamente beneficiadas.

 

Técnicamente, cualquier cosa que se registre en blockchain no puede ser modificada de ninguna forma, lo que implica que tanto negocios como gobiernos pueden confiar en la información controlada por dicho sistema. Aunado a ello, tratándose de negociaciones sobre impuestos y cumplimiento tributario, la información en blockchain sirve como un sistema de registro que brindará certidumbre a los usuarios al ser una forma de acreditar y respaldar los detalles de cada transacción. No obstante, la aplicación de blockchain al tema tributario aún resulta un asunto controversial, pues en principio se suponía que lo atractivo de éste era empoderar a la gente mediante el acceso a un control total de su actividad financiera sin tener que lidiar con los controles y restricciones del gobierno. Así las cosas, el incremento en la implementación de la tecnología Blockchain o, por el contrario, el aumento de escepticismo en torno a su aplicación, será determinado en gran medida por la forma en que los particulares y el gobierno manejen las implicaciones que conlleva el uso de dicha tecnología.

 

 

Por Alejandra Rivas Silva

Bc2.mx - Coordinadora editorial y analista

 

6 de diciembre de 2017.

 


53 comentario(s)

DÉJANOS UN COMENTARIO

Nombre *

Correo *

Comentario: